El tiempo fílmico

En contadas ocasiones olvidamos que el medio audiovisual, y más concretamente, el cine en sí, es un arte que está al servicio del tiempo, y que a su vez, su tecnología audiovisual permite encapsularlo y manipularlo a la hora de constituir una obra audiovisual.

El siguiente apartado que abordaremos hoy es uno de los más complejos, abstractos y bellos de la profesión y que está íntimamente ligado a la estructura de la narración y a la trama, y no es otro que el del tiempo fílmico.

Andréi Tarkovski, fue uno de los principales cineastas y teóricos del tiempo fílmico

¿Qué entendemos por tiempo fílmico?

Abordar una definición específica de lo que entendemos por tiempo fílmico puede ser realmente arriesgada, dado que son muchos los autores que han reflexionado en torno a esta concepción, teniendo algunas de tal profundidad que ya podríamos entrar en una dimensión filosófica:

«¿Y en qué reside la fuerza del arte fílmico de un autor? En cierto sentido, se podría decir que es el esculpir el tiempo.”

Andréi Tarkovski (1932-1986)

Probablemente haya sido Tarkovski el cineasta que más ha teorizado acerca del concepto y de la propia esencia temporal en su diario de notas conocido como ‘Esculpir en el tiempo’. Pero lejos de la aproximación filosófica, e inclusive, teológica de Tarkovski, hay otra obra de gran peso que será nuestra principal guía en el presente artículo, el manual de ‘Dirección Cinematográfica: Técnica y Estética’.

“Cualquier historia, como cada secuencia de hechos en la vida, posee su propia cronología, esto es, acontecimientos significativos con un inicio, desarrollo y final. Sin embargo, puede que no aparezcan en este orden, y entonces es cuando las cosas se ponen interesantes.”

Michael Rabiger

Por tanto, debemos entender el tiempo fílmico o cinematográfico, como aquel que es manipulable al antojo de la edición durante la posproducción; es decir, tal y como señalaba Tarkovski, se trata de esculpir la materia temporal que se capta a través de la cámara, dando lugar a distintos ritmos y progresiones variadas.

Tipologías temporales

No es exactamente una acuñación en sí, pero sí una forma de clasificar los distintos tipos de tiempos fílmicos que podemos hallar y recurrir, según deseemos, o lo demande la narración audiovisual que estemos llevando a cabo. Nuevamente, tomaremos como ejemplo, los mencionados en el manual de ‘Dirección Cinematográfica: Técnica y Estética’, de Michael Rabiger:

Tiempo Comprimido: es el proceso a través del cual el montador busca la comprensión del mismo con el fin de intensificar el significado, desvelar ironías o sencillamente, abreviar la narración. Se ha ido perfeccionando y haciéndose más conciso según los espectadores han ido progresando significativamente en su comprensión de la intención del cineasta.

Un buen ejemplo de este tipo de comprensión temporal fílmica lo podemos hallar en ‘Al final de la escapada’, de Jean-Luc Godard, 1960

Tiempo Expandido: como bien indica su nombre, es una expansión de la noción temporal adherida a la imagen, es decir, intentar una contención del ritmo de la misma. Un recurso habitual de esta tipología temporal es el empleo de la cámara lenta, aunque no es el único recurso.

Uno de los films que explora enormemente el transcurrir del tiempo a lo largo de una jornada y que se deja percibir en la pantalla es ‘Cuentos de Tokio’, de Yasujiro Ozu, 1953.

Progresión Lineal: también podemos definirlo como tiempo cronológico, es decir una narrativa en la que los sucesos temporales van articulados, sustentándose en la estructura de inicio, nudo y desenlace. Según cómo se emplee puede resultar atractiva o aburrida y previsible.

Uno de los ejemplos más conocidos de este tipo de tipología lo podemos hallar en ‘El club de los poetas muertos’, de Peter Weir, 1989.

Progresión No lineal: aquí podemos distinguir todo tipo de subcategorías temporales que no tienen nada que ver con la linealidad cronológica, sino que varían indistintamente sin atenerse a ninguna clase de estructura clásica narrativa:

  • El Futuro: puede resultar el punto de partida de la historia y a partir del mismo ir reconstruyéndose la misma en retrospectiva.
  • Flash-forward: se trata de una temporalidad que adelanta sucesos futuros para insertarlos en el tiempo presente o que recurre a adelantos en un tiempo de futuro próximo.
  • Tiempo condicional: aquel que se haya supeditado habitualmente a la perspectiva de su protagonista y que será presentado a través de la imagen de la forma en que este personaje lo conciba; es decir, subjetivamente.
  • Tiempo Literal: es la representación exacta del tiempo grabado, es decir, si el film dura hora y media, será precisamente porque en la trama del film se desarrolla en ese lapso temporal. Un estupendo ejemplo es la insólita ‘Cleo de 5 a 7’, de Agnès Varda.
  • Tiempo fragmentado: puede tener representaciones y acepciones diversas dentro de su concepción estructural, pero es un tiempo fílmico que no responde en ningún caso a una lógica lineal, sino que compone la película de forma salteada, a veces con más o menos coherencia interna. Un gran ejemplo de esta estructura sería el film ’21 Gramos’, de Alejandro González Iñarritu, 2003.
  • Repetición temporal: ofrece una narración en bucle temporal que se repite constantemente y de la que su protagonista debe escapar de alguna forma para poder volver a su noción temporal no alterada. ‘Atrapado en el tiempo’, de Harold Ramis, 1993, es ya un clásico referencial de este tipo de progresión no lineal.
  • Tiempo paralelo: su introductor fue D.W. Griffith, considerado por muchos el padre del cine moderno, y que tomó esta subcategoría temporal de la estructura narrativa literaria que Charles Dickens empleaba en sus novelas.
18/02/2020

0 respuestas en "El tiempo fílmico"

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Escuelacine.com ®

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
X