¿Qué es «el método» Stanislavski?

Todos en cierta ocasión hemos visto una película de cine que habla sobre cine o que ahonda sobre el proceso interpretativo, en donde hemos escuchado a algún personaje mencionar a otro que es actor con el apelativo de “es del método”. Algunos únicamente, y equívocamente también, piensan que “El actor o actriz del método”, son aquellos intérpretes extravagantes que piden formas diversas de abordar sus personajes con solicitudes ridículas al equipo de producción.

Del estilo: “Diré esa frase, pero no es lo que mi personaje diría.” O “Me niego a pelear a no ser que sea con un florete auténtico de época y que esté afilado.” Y luego tenemos el caso particular de Shia LaBeouf, que en ‘Corazones de Acero’ (2014), no se duchó durante todo el rodaje y llegó a bautizarse para interpretar mejor a su personaje.

Lejos de querer hacer pervivir esta imagen que ya es casi un cliché, en donde su mayor exponente sería Marlon Brando, a través de estas líneas indagaremos a grosso modo de en qué consiste «el método».

«El sistema» de Constantin Stanislavski

Mucho se ha hablado sobre la figura casi legendaria del actor y director, además de cofundador del Teatro del Arte de Moscú, Constantin Stanislavski (1863-1938). En ‘La construcción del personaje’, Elizabeth Reynolds Hapgood, traductora habitual de la obra de Stanislavski, ya menciona «el sistema» del director como un estudio de la naturaleza humana.

En este primer compendio de escritos que después daría pie a la obra ‘El trabajo del actor sobre sí mismo en el proceso creador de la encarnación’, Stanislavski ya anticipa:

“No es un traje de confección que se pueda uno poner y salir andando, ni un libro de cocina donde baste encontrar la página para tener la receta. No. Es toda una forma de vida.”

En esta obra es donde veremos cómo este sistema va desarrollando una metodología (que tomaría su raíz en EEUU para dar nombre a esta técnica) que es transversal a toda una serie de artes que constituyen el corpus de la técnica actoral: canto (voz), danza y esgrima (cuerpo), siendo la base de todo esto la interpretación escénica o teatral que aúna todas estas disciplinas. Aunque Stanislavski siempre incidía en la importancia del cultivo de la mente y del enriquecimiento cultural por medio de la literatura, la pintura y la poesía.

Llegó hasta el punto de ser tan minucioso y analítico en su trabajo directivo, que tomaría como referencia estudios anatómicos y de carácter médico para conocer lo mejor y más detalladamente posible el funcionamiento de los músculos y del esqueleto humano. Así mismo, planteó por primera vez el trabajo interpretativo desde una percepción psicológica del mismo, interiorizando en la psique del intérprete por medio de la experiencia y de la denominada memoria afectiva.

Con experiencia, entendemos por todos acontecimientos que se hallan insertados dentro de la trayectoria vital del intérprete hasta la fecha. Mientras que la memoria afectiva, será el registro o caja fuerte de todas esas experiencias a partir de las cuales el actor o actriz, intentará recurrir para alcanzar una emoción que le permita enlazarla con el estado de ánimo o la forma de ser el personaje al que da vida.

Stanislavski, es, por tanto, el vertebrador de una minuciosa forma de dirigir que consiste en el conocimiento personal del actor sobre sí mismo, recopilando dichas experiencias cual registro en lo que se ha denomina como «diario del actor». Aquí el actor apunta todos sus útiles y herramientas que favorezcan su labor creadora y lo inciten a experimentar otras vías no exploradas.

Así mismo, se centra en que el actor busque su enriquecimiento personal y prosiga a rajatabla algunas de las siguientes dinámicas que están estrechamente vinculadas al corpus del trabajo actoral: la consecución y la expresividad corporal, la contención y el control, la dicción, las entonaciones y las pausas, la acentuación en la palabra expresiva, el tempo-ritmo en el movimiento y en el lenguaje, el atractivo escénico y la construcción del personaje.

Todos estos elementos van encaminados a circunscribir «el sistema» y más lejos aún, una ética teatral que defina y marque unas pautas de superación para el propio actor, que nunca debe quedarse en los límites de su potencial, ni anclado en su zona de confort. Estos son los tildados como ‘falsos actores del método’.

La influencia posterior

Hablar de «el método» como algo perteneciente a una única escuela es absurdo, dado que surgieron distintos teóricos, a su vez intérpretes y directores, que propusieron otros factores que no estaban incluidos en «el sistema» de Stanislavski; esto sucedió con la internacionalización del mismo. Fue un fenómeno que provocó que se constituyeran las bases de lo que más tarde se ha terminado llamando hasta nuestros días como «el método» y que provocó que se ramificase en distintas escuelas y enseñanzas impartidas por distintos actores-directores que aumentaron y optimizaron los postulados de Stanislavski, entre algunos de los más famosos y reconocidos están: Lee Strasberg, Michael Chéjov, Stella Adler, Sanford Meisner, Jerzy Grotowski o Uta Hagen, mundialmente reconocidos como intérpretes-directores de «el método» en sus diversas variantes.

27/01/2020

0 respuestas en "¿Qué es «el método» Stanislavski?"

Deja un mensaje

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Escuelacine.com ®

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
X
//Este script es para que el directorio de cursos se vea en cuadricula por defecto //Cambiar el texto botón registro