¿Qué es el suspense?

Según la RAE la definición de suspense sería la siguiente:

“Expectación impaciente o ansiosa por el desarrollo de una acción o un suceso, especialmente en una película cinematográfica, una obra teatral o un relato.”

Y nadie como Alfred Hitchcock lo dominó en el terreno audiovisual. Generalmente el concepto del suspense ha estado ligado estrechamente al de intriga; enredo, embrollo. Porque connaturalmente, ambos términos poseen una esencia que hunde sus raíces en el campo de lo psicológico.

Fotograma del final de ‘Los Pájaros’ (The Birds), de Alfred Hitchcock, 1963.

No obstante, el cómo se aborda el suspense literario no tendrá nada que ver con el cinematográfico. Equivocadamente, muchos son los cineastas noveles, o en formación, que piensan que el concepto únicamente es posible dentro del género de intriga. Procederemos a desempolvar mitos y a romper paradigmas encorsetados, con respecto a cómo se concibe.

Fundamentación teórica del suspense

“(…) mi principal golpe de suerte consiste en haber tenido, por decirlo así, el monopolio de esta forma de expresión.”Alfred Hitchcock, ‘El cine según Hitchcock’, de François Truffaut, 1974.

No por casualidad se le conocía como El maestro del suspense, este es, probablemente, uno de los testimonios cinematográficos más importantes del siglo XX. El director francés de la nouvelle vague, François Truffaut, entrevistó al británico acerca de toda su filmografía: y la autocrítica por parte del maestro, no se hizo esperar.

A ello habría que sumar anécdotas varias, pero en sí lo interesante a destacar es que Hitchcock, mantenía que el suspense poseía una fundamentación propia. Como bien comenta a Truffaut en el capítulo diez del libro-entrevista:

“Selznick ha dicho que yo era el único director en quién en él tendría confianza total para hacer un film; sin embargo, cuando trabajaba con él, en cierto momento, se quejó de mi trabajo; dijo que manera de dirigir era un jeroglífico, incomprensible como un crucigrama. ¿Y esto por qué? Porque no rodaba más que trocitos de película y nada más.”

Hitchcock (izda.) & Truffaut (drcha.) en uno de sus encuentros para la grabación de la entrevista en los 70.

A partir de este proceder, consiguió establecer una serie de normas que pasaremos ver a continuación y que definieron su cine. Indudablemente, estas soluciones influyeron, sin lugar a dudas a cineastas posteriores y más contemporáneos en el uso del suspense.

Las reglas del suspense

Podemos extraerlas de apreciaciones de Hitchcock acerca del suspense, durante su producción cinematográfica, y que, con el tiempo, han demostrado su efectividad. Algunas de ellas se mencionan en el libro-entrevista de Truffaut. Y otras pueden ser extraídas del artículo ‘Quince reglas básicas del cine de Alfred Hitchcock’, de Emilio de Gorgot para Jot Down.

Fotograma de ‘Recuerda’ (Spellbound), 1945, cuyos decorados corrieron a cargo de Salvador Dalí.

El cine es un espectáculo y el público es el destinatario: el suspense como vehículo de entretenimiento en el apartado puramente y estrictamente audiovisual. Hitchcock siempre fue tachado de comercial por la crítica especializada, por su interés en volcarse en el espectador. Cuando en realidad, solo cumplía la máxima de la industria, sin cambiar por ellos sus planteamientos o su forma de narrar historias.

Roger O. Thornhill (Grant) es tomado por un asesino por los de su alrededor en
‘Con la muerte en los talones’, 1959.

Un tipo corriente enfrentado a una situación increíble: dentro de lo más o menos verosímil que pudieran resultar sus argumentos, el suspense siempre funcionaba mejor bajo esta premisa. Demostraba que hasta en los lugares más insospechados podía hallarse un peligro a la vuelta de la esquina.

Tras su cálido trato y agradable sonrisa, el tío Charlie (Cotten, drcha.) es en realidad un despiadado asesino de viudas.

Cuanto mejor sea el malo, mejor será la película: una premisa que es más de guión que referida a la aplicación del suspense. Si bien es cierto, que jugar con la duda de quién puede ser el culpable o no, siempre es un aliciente para la aplicación del mismo. Hitchcock demostró que, hasta el personaje más amable y bondadoso, podía albergar el mal en su interior; convirtiéndose en el villano perfecto.

L.B. Jeffries (Stewart) espiando a su vecino en ‘La ventana indiscreta’, 1954.

No lo cuentes, muéstralo: En su entrevista con Truffaut, el británico siempre puntualizaba que el cineasta debía ser como un mirón; pero sin resultar moralista. Esto incluía el dar preponderancia al apartado visual, a la puesta en cámara, por encima del diálogo. Hitchcock había podido experimentar las bases del suspense, gracias a su larga experiencia durante el cine mudo.

Escena final de ‘Sabotaje’ (Saboteur), 1942.

Dilatar el tiempo: con el fin de aumentar la tensión dramática y prolongar el suspense; resultaba de vital importancia en los momentos más físicos. En casi todas las películas se producía en momentos de persecución, o de enfrentamiento, jugando la arquitectura o la geografía un papel clave o fundamental.

Tres herederos contemporáneos

Julia (Maura, drcha.) una agente inmobiliaria sin escrúpulos, habrá de enfrentarse a toda una comunidad vecinal para salir convida.

1/ ‘La Comunidad’, de Álex de la Iglesia, 2000: comedia, thriller, intriga, película de terror y de bastante, bastante suspense. No se corta un pelo en homenajear descaradamente al maestro, tanto en sus títulos de crédito (aludiendo a las colaboraciones con Saul Bass), como en su desenlace final.

Amy (Rosamund Pike) es una exitosa escritora de cuentos infantiles, que dará algún que otro quebradero de cabeza a su marido (Afleck), al desaparecer de improvisto y sin dejar rastro.

2/’Perdida’, de David Fincher, 2014: si Hitchcock viviera hoy en día; esta sería la película que hubiera querido dirigir. Cumple todas las reglas del suspense, llegando, además, a convertirse en una sátira de los medios de comunicación actuales.

Una joven (Winstead) habrá de confiar en un extravagante hombre (Goodman, drcha.) que habita en un búnker, tras haber padecido un accidente de tráfico.

3/’Calle Cloverfield 10’, de Dan Trachtenberg, 2016: aprovecha un único espacio, y una más que clara circunstancia extraordinaria a la que se enfrenta su protagonista. Con fondo de ciencia ficción, pero con un desarrollo de thriller, marcado por el suspense de principio a fin.

28/10/2020

0 respuestas en "¿Qué es el suspense?"

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Escuelacine.com ®

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
X