¿Qué es la relación de aspecto?

A la hora de pensar en una historia, no es solo importante que el cineasta tenga en cuenta la puesta en cámara, qué maquinaria o mecanismos va a emplear para poder generar emoción en el espectador, así como el tipo de color o luz que haya pactado previamente con el director de fotografía y con el de arte.

Hay aspectos formales, que a veces, aunque parezcan minúsculos y de muy poca importancia, también influyen en el resultado final del conjunto fílmico. En este caso, vamos a abordar una decisión que se toma previamente a poner la cámara en marcha, y no es otra que la decisión de la relación de aspecto que tendrá la imagen.

La altura y ancho de la imagen se ven condicionados por los distintos formatos.

¿Y qué es la relación de aspecto? Muchas veces algunos espectadores se preguntan con por las bandas negras que tienden a aparecer en lo alto de la imagen y de forma horizontal, así mismo el por qué esas bandas no estaban presentes en los films del Hollywood clásico o del cine silente; bien, pues esas bandas negras, son producto de la relación de aspecto que no es sino la proporción que existe entre el ancho y el alto de la imagen.

Un recorrido histórico por la ratio de aspecto

La película de 35 mm era la propia de la época del cine silente o mudo, coincidiendo su ratio de aspecto o relación de aspecto con las siguientes medidas: 2,4 cm de ancho y 1,8 cm de alto. Se trataba por tanto del formato de proporción de 1.33:1, o como actualmente se le conoce, el de 4:3. Aunque actualmente son muchos los cineastas como Wes Anderson o Robert Eggers que emplean esta ratio de aspecto.

‘El faro’ (The lighthouse), de Eggers, es uno de los ejemplos más recientes del 4:3.

La introducción del sonoro en 1932, cambió por completo la ratio de aspecto que la imagen tenía hasta entonces. Hubo que añadir una banda sonora que antes no era propia, lo que obligó a alterar ligeramente el tamaño del mismo; la Academia de Hollywood decidió optar por una solución más horizontal o de paisaje, que era la de 1.37:1.

Luego de toda una serie de experimentos sobre la transmisión de imágenes en movimiento que habían comenzado a principios del siglo XX, y la primera demostración exitosa que tuvo lugar en el Alexandra Palace de Londres, en 1935. Diez años después, la televisión había conseguido establecerse en Estados Unidos, con nueve emisoras funcionando y unos siete mil aparatos en los hogares.

‘Sed de mal’ (Touch of Evil), de Orson Welles, 1958, fue grabada en 1:37:1.

Esto provocó una caída en el número de espectadores como nunca antes había vivido la industria cinematográfica: de 90 millones en 1948, pasaron a ir 56 millones en 1952. Esto llevó a establecer un nuevo tipo de formato, el Panorámico o más conocido como CinemaScope de 2:55:1 (23:9). Esta impresión de panorámica se conseguía gracias al empleo de las nuevas lentes anamórficas (Hypergonar), instalados tanto en las cámaras como en los proyectores.

‘El puente sobre el río Kwai’ (The Bridge on the River Kwai), de David Lean, 1957, fue grabada en CinemaScope.

Habitualmente los films bélicos, épicos, así como los wésterns y los de época, aquellos que fueron característicos de este tipo de formato que a pesar de las grandes posibilidades que ofrecía, debido a sus enormes costes en producción se terminó sustituyendo por el Panavision, así como en Vistavision, otro de los formatos más conocidos el 1:85:1 o más conocido como 17:9.

Otras relaciones de aspecto panorámicas también surgieron con el empleo de la película de 70mm, siendo los ejemplos más significantes el 2:76:1 o el 2:20:1. Y es que Hollywood siempre hizo todo lo posible por seguir demostrando su poderío a pesar del estrepitoso golpe que supuso la televisión para el sector.

‘Vértigo’, de Alfred Hitchcock, 1958, se grabó en Vistavision (17:9).

La ratio de aspecto en la actualidad

Actualmente la ratio de aspecto se utiliza también como una herramienta indispensable, que no solo se emplea con el fin de adaptarse o amoldarse al género del que trata la película, sino también como un elemento más dentro de la trama que se quiere contar, como han demostrado Xabier Dolan en ‘Mommy’, 2014 o cineastas como Wes Anderson o Christopher Nolan, mediante la combinación de diferentes ratios de aspecto en sus films, ‘El gran hotel Budapest’, 2014, y ‘Dunkerque’, 2017, respectivamente.

En ‘El increíble finde menguante’, 2019, Jon Mikel Caballero juega con la ratio de aspecto para encerrar a su protagonista (Iria del Río).

Las posibilidades con respecto al tipo de ratio de aspecto son muy heterogéneas y variadas, al final todo es una cuestión de selección y también por qué no, de experimentación de cómo se quiere narrar una historia también a través del ancho y alto de la imagen cinematográfica, como elemento intrínseco a la narración fílmica.

Relaciones de aspecto más frecuentes en la actualidad.
05/03/2020

0 respuestas en "¿Qué es la relación de aspecto?"

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Escuelacine.com ®

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
X