5 movimientos de cámara elementales

Si descomponemos una secuencia, serán los movimientos de cámara los que compongan el plano, que es la unidad primigenia de la misma. Aunque intentemos evadirlos, con una puesta en escena minimalista, son estrictamente necesarios.

Realización de wipe pan en ‘La la land’, de Damién Chazelle, 2016.

Los movimientos de cámara son inherentes al plano, y, por ende, a la esencia del cine: narrar de forma cinematográfica; imágenes en movimiento. Uno de los mayores defectos que cometen los cineastas noveles, es intentar efectuar complejas tomas sin saber cuál es el movimiento a ejecutar.

Este desconocimiento inherente de los movimientos de cámara, lleva a que muchos de ellos recurran a algunos de forma gratuita y efectista. Y es que cada movimiento tiene una razón de ser, y un uso dentro del lenguaje cinematográfico, por mucho que haya cineastas que consideren, que existe la excepción de la regla.

Análisis de la escena desde la concepción cinematográfica

Antes de rodar o efectuar alguno de los posibles movimientos de cámara que tengamos en mente, conviene detenerse a analizar la secuencia. Michael Rabiger en su ‘Dirección Cinematográfica: Técnica y estética’, aconseja elaborar una breve descripción de la secuencia.

Para ello conviene emplear storyboards o gráficos de colores con los que poder apuntar qué efecto se quiere causar sobre el público. Esta premeditación en la realización de la secuencia, favorecerá el decantarse por una amplia gama de movimientos de cámara.

Esquema de movimientos de cámara con dolly.

A saber, cuál es el más idóneo para poder mostrar al espectador lo que el director quiere narrar o contar. Y es aquí donde entra la necesidad de que, partiendo de esta estrategia global de análisis, se pueda individualizar el perpetrar secuencias. Después, se procede a la selección de los encuadres y de los movimientos de cámara aptos para desarrollar el plan concebido.

Tipología y usos de los movimientos de cámara

A continuación, procederemos a mostrar cuáles son las más elementales tipologías de movimientos de cámara que todo cineasta ha de conocer. En cada una, como de costumbre, utilizaremos un ejemplo cinematográfico para abordar su definición:

Toma con cámara estática en ‘El faro’ (The lighthouse), de Roger Eggers, 2019.

1º. Cámara fija: no corresponde a lo que entendemos por movimientos de cámara, dado que precisamente carece de él. La cámara se sustenta en un trípode. Su uso es habitual para diálogos, encuadres descriptivos, o composiciones de carácter pictórico.

También se puede recurrir a la misma con el fin de expresar el encierro de un personaje en los límites del encuadre. A la hora de mostrar la violencia, puede servir para optar por una visión de distanciamiento o neutralidad del hecho a filmar.

Movimiento panorámico de tilt shot en ‘Origen’ (Inception), de Christopher Nolan, 2010.

2º. Panorámica: es uno de los movimientos de cámara más elementales y antiguos que hay dentro del cine. Es un movimiento que tiene como objetivo principal descubrir algo oculto, o servir de descripción del espacio a filmar.

Dentro del mismo encontramos la panorámica rápida, conocida como látigo o whip pan, empleada para subrayar el dinamismo de momentos alternos. La tilt shot estaría incluida dentro de los movimientos de cámara panorámicos, pero con predisposición a una inclinación de abajo-arriba o de arriba-abajo.

Villeneuve pone el foco de atención en un agujero con este movimiento en ‘Sicario’, 2015: y esto es lo que descubrimos.

3º. Empuje interno: o más conocido como travelling in, con dolly in, dado que se requiere de esta maquinaria para efectuarlo. Es uno de los movimientos de cámara más cinemáticos existentes.

Es idóneo para remarcar algún detalle en concreto sobre el que el director quiera poner el foco de atención. O en cuanto a personajes, suele ser el habitual para mostrar un cambio importante a nivel psicológico, reacción o decisión determinante del mismo.

La primera secuencia de ‘Joker’, 2019, concluye con una toma pull out que enfatiza el abatimiento y rechazo de Arthur Fleck (Phoenix).

4º. De extracción: el efecto a obtener es el opuesto al anterior, tanto dentro del conjunto de movimientos de cámara con uso de maquinaria como sobre personajes. Busca el distanciamiento de los personajes con la intención de aislarlos, y dotando de primacía al espacio en el que se hallan.

Sin embargo, de cara a los personajes, se puede emplear para reforzar sensaciones negativas vinculadas al rechazo, o al abandono. Es sin lugar a dudas una herramienta dramática muy eficaz.

En esta secuencia de ‘Tres anuncios a los afueras, 2017, McDonagh apuesta por un plano de seguimiento que además es de secuencia al personaje de Dixon (Rockwell).

Movimiento de seguimiento: también conocido como tracking que es uno de los movimientos de cámara más reconocibles que recurren a un rig. Aunque en contadas ocasiones también se sirve de estativo o de cámara en mano.

Su función es aplicable al seguimiento de un personaje; es decir, la cámara va con él, se mueve al mismo ritmo que él. Tiene el potencial de generar tensión e incertidumbre en el espectador hacia a donde se dirige el personaje y a qué.

24/08/2021

0 respuestas en "5 movimientos de cámara elementales"

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Escuelacine.com ®

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
X