El deux ex machina, ¿en qué consiste?

Deux ex machina es una expresión que alguna vez habréis oído hablar, especialmente los guionistas. Y es un mecanismo narrativo que intentan evitar a toda costa en la actualidad. Probablemente os estéis preguntando, ¿por qué? Si se trata de una herramienta narrativa, ¿cuál es el inconveniente?

Este fotograma en ‘El señor de los anillos: El retorno del rey’, 2003, supone uno de los mejores exponentes del deux ex machina.

Entender adecuadamente qué es, ayudará a comprender el por qué los guionistas lo evaden a toda costa. Aunque a veces, por mucho que se intente, y el guionista considere no estar empleándolo, se termina cayendo en su uso.

Dioses artificiales

A la hora de abordar el deux ex machina debemos remontarnos a la antigua Grecia, dado que es ahí donde origina el término. En realidad, se trata de una locución latina que ha de ser entendida como: “el dios de la máquina” o “dios salido de la máquina”.

Esto está íntimamente correlacionado con el teatro clásico griego, en donde en las tragedias muchos autores recurrían al deux ex machina. Era una forma de dar presencia a un dios que resolviera todos los conflictos del protagonista.

Aristóteles (384 a.C. – 322 a.C.) criticó duramente este tipo de soluciones dramatúrgicas.

Habitualmente, el deux ex machina, era interpretado por un actor que era descolgado del cielo con unas poleas para expresar su intervención divina. De ahí la máquina, o la artificiosidad en torno a este recurso narrativa que llegó a ser duramente criticado por Aristóteles:

“Las soluciones de las tramas deberían llegar a solucionarse como resultado de la trama en sí, no por medio de una treta.”

Por tanto, este mecanismo no tiene una buena consideración en la escritura contemporánea dentro de lo cinematográfico. Y probablemente, en ninguna de las otras artes de la narración, literatura o teatro.

Representación gráfica del deux ex machina en el teatro clásico griego.

En esencia, porque una vez superadas unas percepciones culturales que constreñían a la población de antaño, se busca la verosimilitud. Un elemento indispensable en la que un deux ex machina tal y como hemos definido, no podría tener cabida.

¿Cómo prevenir el deux ex machina?

El deux ex machina ya no está representado como tal bajo la figura de un dios. Hace mucho que esa concepción se fue adaptando, pero podemos encontrar en muchas películas actuales caracteres que se asocian a este mecanismo.

No tiene por qué ser necesariamente que haya sido concebido así, puede ser por error del guionista, o por falta de experiencia. Nadie nace sabiendo, y menos en la escritura narrativa, donde escribir bien, es reescribir.

Neo (Reeves) en ‘Matrix Revolutions’ contiene un personaje que cumple esta función.

Sin embargo, podemos prevenir el cometer el consabido recurso fácil del deux ex machina, por medio de una serie de pautas. Algunas de ellas pueden ser más propias de narraciones clásicas, es decir, films donde está implícito el viaje del héroe:

  • No cambiar las reglas: rasgos del deux ex machina pueden asomar si empezamos a trastocar las normas del mundo mágico que hemos constituido. Esto es propio de los films de género de aventuras, fantástico, ciencia ficción o terror. Al provocar el cambio, puede darse el pie que se den resoluciones fáciles o que erosionen la verosimilitud de la trama.
  • Recurrir a información desconocida: es una treta en la que el guionista perezoso se aprovecha de una información que el espectador y el protagonista desconoce. De esta forma favorece un resultado positivo que es entendido como suerte. Con lo cual, el resultado no termina de ser satisfactorio para el espectador.
  • La caballería al rescate: cuando todo parece estar perdido para el héroe, y que todo está abocado a su fin: todo cambia. Un grupo de aliados llega a tiempo en el momento oportuno para entregar ése objeto que ayudará al héroe a triunfar.

Pura coincidencia: un personaje realiza una acción, que, por casualidad, desencadena una consecuencia. A su vez, esta consecuencia afecta en beneficio del protagonista para conseguir su objetivo.

En contadas ocasiones, no deja de ser una excusa o un deux ex machina tapado, procurando que no se aprecie su efecto. La coincidencia y el azar, siempre es mejor aceptado por el espectador cuando juega a la contra del protagonista.

28/09/2021

0 respuestas en "El deux ex machina, ¿en qué consiste?"

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Escuelacine.com ®

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
X