El oficio de la producción audiovisual

Al pensar en la palabra “productor” es común recrear la imagen de una persona de negocios, que con su gran cuenta bancaria, financia una producción audiovisual. Pero en realidad es un oficio más complejo de lo que usualmente se conoce.

En el ordenamiento jurídico español se define al productor como “El empresario privado que tiene la iniciativa y asume la responsabilidad económica de la ¨fabricación¨ de la película y es titular de los derechos de proyección o exhibición pública de la misma”[1]. Pero esta responsabilidad económica no necesariamente implica una inversión de capital propio. En la mayoría de casos detrás de cada proyecto cinematográfico hay una ardua labor de búsqueda de financiación pública y privada. Esta es encabezada por el productor; a título propio, o como representante de una empresa productora. 

[1] Art. 1.7. del Real Decreto 1282/1989, del 28 de agosto (Ley de Propiedad Intelectual, 22/1987, del 11 de noviembre, título III)
Quien controla el dinero

Al margen de las responsabilidades financieras, en las cuales no profundizaremos aún, “productor” es quien produce todos los aspectos de una producción. Sé que esa frase es el colmo de la redundancia, pero se trata de un juego de palabras para evidenciar la multitud de significados que PRODUCCIÓN puede tener. Es importante diferenciarlos pues cada uno hace referencia a un aspecto distinto pero relevante del proceso de creación audiovisual. 

Un término con múltiples usos

  • Por un lado, producción es el nombre con el que se denomina al proceso general de creación de una obra audiovisual. Comienza con la concepción de la idea y finaliza con la obtención de una copia estándar. “Comienza la producción de la nueva película de Steven Spielberg”. 
  • Por otro lado, existen tres grandes fases por las que pasa una producción: Preproducción, producción y postproducción. En la primera se realizan todos los preparativos, en la segunda la filmación, y en la tercera se realizan el montaje y acabados finales. Por tanto, producción es también la fase que coincide con el rodaje.
  • Finalmente tenemos la producción comprendida como el área encargada de realizar labores de gestión. Búsqueda de financiación, gestión de permisos, búsqueda de localizaciones, plan de trabajo, contratación de equipo técnico y artístico, entre otros. Quién lidera esta área recibe el nombre de productor (o empresa productora). Es el primero en incorporarse a la puesta en marcha de un proyecto, y el último en abandonarla.

¿De qué se encarga producción?

Definir labores para los roles involucrados en una producción audiovisual es complicado. Cada proyecto es diferente y dependiendo de sus particularidades quienes hacen parte del mismo suelen tener que adaptar su trabajo a las necesidades que surjan. Si bien es cierto que tener conocimientos en distintas áreas resulta muy útil, comprender las tareas propias de un cargo permite establecer límites.

Esto resulta especialmente necesario cuando existe una gran tendencia del “Si no sabemos quién debe hacerlo, que lo haga producción”.

No hay un acuerdo mundial al respecto de las funciones de cada cargo en el departamento de producción, pero la asociación APPA (Asociación de Profesionales de la Producción Audiovisual) ha sido pionera en España logrando el consenso de más de 50 profesionales para lograr describir las funciones principales: 

Productor ejecutivo

  1. Diseña y desarrolla el proyecto, de acuerdo a una escala de producción. Se responsabiliza de los gastos incurridos en este período.
  2. Establece y mantiene la relación con el director.
  3. Decide en la elección del reparto protagonista y gestiona su contratación.
  4. Aprueba el plan de trabajo y el presupuesto, incluidas posteriores modificaciones.
  5. Adecua el calendario de ingresos al calendario de pagos.
  6. Interviene en la decisión de los elementos que componen la banda sonora y gestiona su contratación.
  7. Controla y hace el seguimiento del proceso de producción y post-producción hasta la entrega de la copia standard, fundamentalmente en todo lo que concierne al resultado final de la película.

Director de producción

  1. Elabora y gestiona el plan de trabajo y el presupuesto.
  2. Confecciona el calendario de pagos.
  3. Si es requerido, gestiona la contratación del reparto protagonista.
  4. Contrata y gestiona los recursos humanos (artísticos y técnicos), materiales y logísticos, de acuerdo al plan de trabajo y presupuesto aprobados.
  5. Gestiona y supervisa el proceso de producción, incluyendo la orden de trabajo y toda la documentación generada durante el proceso.
  6. Si es requerido, gestiona y supervisa el proceso de post-producción.
  7. Supervisa el cumplimiento del plan de prevención de riesgos laborales de la empresa.
  8. Controla y hace el seguimiento del presupuesto durante todo el proceso y hasta la finalización de su compromiso contractual, teniendo como resultado la entrega de un balance de situación, si así se le requiere.

Jefe de producción

  1. Representa al Director de Producción y coordina el departamento de producción de rodaje.
  2. Coordina y contrata la logística de localización y de rodaje y, en caso de ser requerido, también gestiona y contrata recursos humanos, materiales y logísticos.
  3. Elabora la orden de trabajo diaria junto con el Ayudante de Dirección.
  4. Ejecuta y hace cumplir el plan de prevención de riesgos laborales.
  5. Cumple y hace cumplir las normas de contratación, conservación y civismo de los lugares de trabajo.

Identificar al equipo

Saber que hace cada persona en un equipo de rodaje

Cuando alguien dice “habla con producción”, debes entender que implicaciones tiene lo que necesita para saber quién será el encargado de gestionarlo. Si lo que quieres es saber cuando se pagará a los actores de una secuencia, dirigirte al productor ejecutivo puede no ser muy bien recibido. Del mismo modo el jefe de producción no tendrá las competencias para solucionar un aspecto que afecte a gran escala el presupuesto.

La diferencia entre un oficio y una profesión, radica en que el primero requiere más de experiencia práctica, que de preparación teórica. No se aprende a producir estudiando, aunque aporta herramientas necesarias, es la exposición a situaciones difíciles y su capacidad de resolverlas, lo que convierte a alguien en un productor.


0 respuestas en "El oficio de la producción audiovisual"

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Escuelacine.com ®

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
X